LAWebLogo.png

La justicia social y civil se presenta de muchas formas y a menudo se solapa con las disparidades de salud y riqueza en los Estados Unidos.

Las mujeres afroamericanas mueren a 3-4 veces la tasa de sus contrapartes. Esto solo se refleja en el hecho de que estas mujeres tienen un 234% más de probabilidades de morir después del embarazo, un 22% más de probabilidades de morir a causa de una enfermedad cardíaca y un 71% más de probabilidades de adquirir cáncer de cuello uterino. Esta brecha en nuestro sistema de salud se atribuye en gran medida al hecho de que la atención médica y el acceso al tratamiento están casi totalmente vinculados a la posición económica. Esto solo se ve empeorado por las desigualdades sociales que se estratifican a lo largo de la vida, como el acceso y la capacidad para pagar alimentos saludables, agua potable, acceso a la educación superior y mejores empleos. Para enfrentar estos problemas, debemos enfocarnos directamente no solo en la atención médica, sino también en las desigualdades que aún se tambalean en la opresión sistemática. Por supuesto, estos son solo algunos de los muchos desafíos que enfrenta la comunidad afroamericana que, en parte, son secundarios a décadas de opresión y maltrato.

Las enormes disparidades de salud y riqueza entre los 437 distritos del Congreso, y la evidente correlación entre la longevidad y la riqueza, hacen que todos los ciudadanos se sientan identificados. En la longevidad, nuestro Distrito ocupa el puesto 184 desde la parte inferior, con nuestros residentes viviendo un promedio de 5.1 años menos que los residentes de la región en auge de Silicon Valley en California. ¡La justicia social incluye el derecho a la misma esperanza de vida!

Quiero ganar su voto para poder luchar por cada integrante de nuestro distrito: ricos o pobres, negros o blancos, republicanos o demócratas, para garantizar que TODOS los ciudadanos de nuestro país tengan la oportunidad justa y la oportunidad de alcanzar su máximo potencial.